Buscar
  • Dra. Yolanda Peña

Mitos y verdades del maquillaje permanente

Actualizado: 18 de jun de 2018

Comencé mi entrenamiento en maquillaje permanente con el propósito de agregar este servicio a mi educación médica en oftalmología, mantener mis habilidades quirúrgicas y ofrecer un servicio más completo y variado a mis clientes.



Pronto, descubrí un mundo nuevo y fascinante que ha cambiado mi vida. Como la mayoría de la gente, mi conocimiento del maquillaje permanente era básico y limitado. Personalmente, la mayoría de las personas que lo usaban me parecían extrañas, falsas, si no desfiguradas por el diseño erróneo o excesivo efectuado o el cambio de los tonos en las cejas y labios hacia el azul, el negro plomizo o morados.



Como profesional cosmético permanente certificado a nivel nacional, miembro de la sociedad más prestigiosa de técnicos permanentes de maquillaje y como propietaria de Permanent Makeup International, me gustaría desmitificar las creencias sobre este increíble arte que puede mejorar la sensación de bienestar de cualquier persona.





Mito: El maquillaje permanente no es un tatuaje.


Realidad: Por definición, el maquillaje permanente (a.k.a micropigmentación) es un tatuaje. Las técnicas de tatuaje y los dispositivos manuales o mecánicos se utilizan para depositar o implantar pigmentos debajo de la piel con fines estéticos, médicos o de identificación.

Como perturba la barrera protectora de la piel, la piel es susceptible a infecciones externas y patógenos transmitidos por la sangre, así como también a contaminación cruzada si no se toman las medidas adecuadas.


Mito: Los colores de tinta de tatuaje son los mismos que los pigmentos de maquillaje permanentes.


Realidad: Son diferentes. Las tintas de tatuaje son en su mayoría moléculas de carbono orgánico. Pueden ser puros o mezclados con otros aditivos de colores. Las tintas para tatuaje tienen tamaños moleculares más pequeños (aproximadamente 0.3 micras) y poseen una capacidad extrema para teñir cualquier medio sin dividirse o decantarse. Piense en el color oscuro de las gaseosas Coca Cola o en el naranja del Sunkist: sus colores permanecen sin separación, incluso a temperatura ambiente.


Los pigmentos utilizados en la industria del maquillaje permanente son principalmente una mezcla de moléculas de colorantes orgánicos e hierro inorgánico u otros minerales que se encuentran fácilmente en la tierra o se fabrican artificialmente en laboratorios. Estos compuestos son más estables y tienen un tamaño aproximado de 0.6 micras o más por lo que en reposo, se precipitan al fondo del contenedor, lo que crea una línea de demarcación visible entre el pigmento y el medio líquido de dilución de los mismos.


Debido a su menor tamaño y alta capacidad de mancha, las tintas para tatuajes, si se usan puras (sin mezclas con moléculas de pigmentos inorgánicos mayores en tamaño) tienden a "migrar" debajo de la piel y se vuelven azuladas / grisáceas o del color predominante de base. Por esa razón, se utilizan principalmente más en el cuerpo que en el rostro.



Mito: El maquillaje permanente es costoso, se ve raro y cambia a colores desagradables.


Realidad: Lo que una vez fue "marca registrada" de los ricos y famosos, ahora es una opción asequible para la mayoría. El maquillaje permanente bien realizado mejora y realza la belleza natural e incluso sustituye muchas veces la necesidad de un procedimiento cosmético quirúrgico.


Un profesional Certificado ha sido bien entrenado en el diseño ideal de cejas, delineado de ojos y labios, en el conocimiento de los tonos de la piel, la selección del pigmento adecuado a la misma así como en las técnicas para usar y lograr un efecto de aspecto muy natural.


Mito: El maquillaje permanente dura para siempre o puede convertirse en un color extraño.


Realidad: Nada en la vida dura para siempre. Cualquier cosa bajo el sol se desvanece o cambia con el tiempo. Los cosméticos para maquillaje permanente duran un largo período pero deben hacerlo a una versión más suave, esperada, del color original. Para mantener el aspecto de un procedimiento permanente, se necesitarán retoques de mantenimiento a lo largo del tiempo. La longevidad de su procedimiento dependerá de la experiencia del técnico, la calidad del pigmento, el mantenimiento adecuado, enfermedades y/o medicinas crónicas de la persona y su estilo de vida (exposición al sol, ejercicios extremos etc.)


Mito: Las personas que desean cualquier procedimiento estético son superficiales y vanidosas.


Realidad: No es cierto. Muchas mujeres y hombres, que trabajan largas horas o están involucrados en actividades al aire libre, prefieren verse lo mejor posible cuando se exponen a los demás. Es la naturaleza humana. Otros tienen condiciones médicas que les impiden aplicar o usar maquillaje regular. Algunos tienen deformidades post-traumáticas o congénitas, como Paladar Hendido o se han sometido a cirugías de cáncer de mama con la pérdida de la areola y/o el pezón que se pueden rediseñar y mejorar con cosméticos permanentes. He conocido a las personas más maravillosas durante estos años y he aprendido una gran cantidad de lecciones de ellos. Ellos tienen mi mayor consideración y respeto. Y, seamos sinceros, ninguno de nosotros se está volviendo más joven.


Una cola de ceja bien levantada producirá una ilusión instantánea sin siquiera someterse a un tratamiento con Botox o una cirugía estética. A medida que envejecemos, perdemos la definición y el color de los ojos y los labios que un técnico experto puede mejorar maravillosamente. nadie disfruta del reflejo no agraciado o envejecido que nos devuelve el espejo con el paso de los años; hoy disfrutamos más años de vida laboral y personal, porque no lucir nuestra mejor versión mientras hacemos este recorrido?



73 vistas

©2018 Permanent Makeup International. Designed & developed by SMARTNERS CONSULTING.